La importancia de la tendencia en el trading - Cursos de Trading DFX

La importancia de la tendencia en el trading

Al momento de operar una de las cosas más importantes y básicas que todo trader debe hacer es identificar las direcciones que toman los mercados de los activos con los que se tranza. Es por lo que en este artículo te explicamos la importancia de la tendencia en el trading.

La tendencia en los mercados

Debido a los diferentes sucesos de las economías, ya sean decisiones de política monetaria, anuncios de mandatarios de potencias como Estados Unidos y China, entre otras variables fundamentales, los mercados se vuelven vulnerables ante estos hechos y varían en cuestión de minutos o segundos. Por tanto, es indispensable saber que los precios de los activos pueden tomar diversos caminos.

Estas direcciones en las que se mueven los mercados en intervalos de tiempo determinados, las podemos identificar como tendencias. Aquellas trayectorias se clasifican en: alcistas, bajistas y nulas (lateralidades). Para determinar las tendencias es importante que definas la temporalidad con la que vas a operar y tu estrategia de trading; pues hay quienes prefieren tranzar en el corto plazo, en el largo plazo o intermedio.

Tipos de tendencia

En consiguiente, la tendencia alcista o también conocida como “Bull Market” muestra movimientos ascendentes sostenido por períodos de tiempo determinados. Su característica principal es la confianza y optimismo reflejado en los mercados; allí la demanda excede la oferta. Así mismo, se puede identificar por tres fases: la acumulación (la actitud de los participantes del mercado es moderada), la participación (hay confianza en los mercados) y la distribución (grandes inversores comienzan a vender mientras que otros participantes compran).

Por otro lado, la tendencia bajista o “Bear Market” evidencia el pesimismo en los mercados y el temor de perder dinero. Los precios comienzan a descender, mientras que los vendedores dominan el mercado. Esta tendencia también cuenta con tres fases: la distribución (al llegar los precios a máximos aparecen ordenes de venta), la participación (los participantes del mercado buscan salir rápidamente de él vendiendo) y el pánico (hay ventas masivas al precio que sea).

Finalmente, la tendencia nula o lateralidad sucede cuando las cotizaciones del mercado se mantienen en un rango definido por soportes y resistencias, sin variaciones en cierta temporalidad. La mayor desventaja, es que no se pueden logar grandes beneficios durante ese tiempo. Del mismo modo, existen otros tipos de tendencia: la principal, es de largo plazo y puede durar más de un año; y la secundaria, se considera de mediano o corto plazo, ya que puede durar de tres semanas a tres meses.

¿Cómo identificarlas?

Se debe tener en cuenta la ubicación de los precios para saber en qué tendencia se encuentran las cotizaciones del activo con el que se opera. Para ello se pueden utilizar las líneas de tendencia, definir soportes y resistencias, con el fin de limitar las pérdidas y obtener ganancias. Es por lo que se debe contar con información y conocimiento previos en el tema.

Por último, recuerda que debes saber cual es la tendencia que rige los movimientos de los precios del activo que operas para que puedas elegir con mayor facilidad la posición con la que vas a operar, y así tener menos riesgo de pérdida. Así mismo, no olvides que según la temporalidad que elijas, la tendencia será diferente y que así sea bajista o alcista siempre tendremos oportunidades de ganar; ya que si la utilizamos a nuestro favor podemos tener grandes rentabilidades.

Por: Daniela Quevedo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat